Skip links

Solidaridad en Avilés: cuatrocientos atletas por Xana García

Corredores de todas las edades se citan en la rula, en una prueba solidaria a favor de una adolescente con parálisis cerebral

Myriam Mancisidor

Alba Barón es la madre de Xana García, un adolescente de 15 años que sufre parálisis cerebral y precisa de tratamientos costosos para seguir avanzando (la Seguridad Social cubre una parte muy pequeña de los tratamientos por lo que los padres de niños con dolencias graves tienen que ingeniárselas para costear las terapias). Ayer, Xana García, y su asociación, “Xanapuede”, contó con el respaldo de unos cuatrocientos corredores que se dieron cita en la Nueva Rula de Avilés en una carrera solidaria en la que participaron atletas de todas las edades, desde chupetines a veteranos. Fue una fiesta deportiva por Xana.

La carrera de los niños de más de siete años, en la rula.| M. V.

La carrera de los niños de más de siete años, en la rula.| M. V. / MYRIAM MANCISIDOR

“Como cada año, esta gente maravillosa organiza una carrera solidaria para que Xana pueda seguir con sus tratamientos y todo aquello que necesite”, decía la madre de la chica, en alusión a la Asociación Atlética Avilesina, la Autoridad Portuaria de Avilés y Nueva Rula de Avilés que hacen posible el desarrollo de esta prueba. Acudió a la Nueva Rula acompañada por su hija: “Le encanta esta carrera”, señalaba mientras el acceso principal de la lonja avilesina comenzaba a llenarse a eso de las diez de la mañana de camisetas azules y bolsas de avituallamiento por cortesía de los supermercados Masymas pese al orbayu que entorpecía la jornada.

Cuatrocientos atletas por Xana García

Cuatrocientos atletas por Xana García / MYRIAM MANCISIDOR

Bonitos como trofeo

Los primeros en salir fueron los más pequeños, niños y niñas de hasta seis años. Así fueron cruzando la línea de meta por grupos de edades. La carrera de “mayores” tenía 5 kilómetros de longitud y se desarrolló por las instalaciones portuarias con los mismísimos personajes de la Guerra de las Galaxias entre el público. Tras las carreras se entregaron los premios: bonitos del norte, “Pescado de confianza”. Ocuparon el podio: Mario González Carrera, Santiago Fernández Peña y Sergio Paredés Virgós. Luego hubo una fiesta para todos los asistentes, también en honor a Xana: la guisandera Viri Fernández, del restaurante El Llar de Viri de Candamo, ofreció una degustación de marmitako, un plato que tiene como ingrediente principal el bonito. Los asistentes se despidieron hasta el año próximo. Y es que la carrera a favor de Xana García está marcada en el calendario como una de las pruebas populares de referencia en la ciudad. Gracias a los corredores, la adolescente Xana seguirá adelante: “Xana avanza, no está estancada. Y mientras siga adelante nosotros vamos a estar ahí”, proclamó Alba Barón. La familia atleta de la rula avilesina estará también en su camino.

Ver noticia completa