Skip links

La carrera más solidaria

Más de quinientas personas acuden al puerto pesquero para participar en Xana Puede y ayudar a una joven avilesina

Fernando Del Busto

Avilés, Domingo, 30 de junio 2024,

La amenaza de lluvia no llegó a concretarse y, de esta manera, la nueva edición de la carrera Xana Puede convirtió ayer a las instalaciones de la Nueva Rula de Avilés en un gran espacio para el deporte y la solidaridad.

Más de 550 personas se inscribieron en las diferentes categorías en una competición donde la Asociación Atlética Avilesina se encargó de la organización técnica, contando con el respaldo de Nueva Rula de Avilés, Autoridad Portuaria de Avilés y la colaboración de Kia Autoconsa y Triocar BMW. Además, los supermercados Más y Más colaboraron con el avituallamiento de los participantes en todas las categorías, incluyendo las más pequeñas, tres pruebas diferentes en función de la edad, y también en el Marmitaco de Bonito que se ofreció a los asistentes una vez terminada la prueba. Dos guisanderas asturianas del prestigio de Viri y Concha se pusieron detrás de los fogones.

Y es que el bonito, el emperador del Cantábrico, fue ayer uno de los grandes protagonistas. Había veinticuatro monos o bonitos pequeños, convenientemente preservados en hielo, para entregar a los ganadores de las diferentes pruebas deportivas.

Además, estaba previsto sortear uno entre los participantes en la caminata no competitiva que recorrió el complejo pesquero. Finalmente, el número de sorteos aumentó porque muchos vencedores de las diferentes pruebas no acudieron a por su pieza.

Laura Sánchez se llevó la primera de los túnidos sorteados. Además, se aportaron treinta regalos que se sortearon entre los asistentes a la carrera Xana Puede

Mario González, del Club Oriente Atletismo, y Jessica López Viejo, del Club de Atletismo Ciudad de Lugones, fueron los ganadores masculino y femenino, respectivamente, en la categoría de 21 a 35 años, en una distancia de cinco kilómetros por el complejo pesquero.

Además, hasta Nueva Rula se desplazaron los integrantes de la Asociación La Quinta Orden, conocidos por la calidad de sus disfraces de los personajes de ‘La Guerra de las Galaxias’. De esta manera, se entendía el ambiente familiar que ayer se respiró en el puerto avilesino durante la mañana.

Todo el dinero recaudado se destinó a ayudar a la avilesina Xana García, cuya parálisis cerebral obliga a costosos tratamientos. La joven acudió ayer junto con su familia, disfrutando del buen ambiente y la solidaridad de la jornada.

Ver noticia completa