Skip links

Alimerka se hace con el primer bonito de la costera a 339 euros el kilo en la rula de Avilés

La cadena de supermercados volvió a comprar la primera tina, con más de 122 kilos, pescados por el barco vizcaíno 'Goienkale' y rulado en Avilés a primera hora de la mañana

Alejandro L. Jambrina

Avilés

Lunes, 20 de mayo 2024,

Un año más, Alimerka se ha hecho con el primer Bonito del Norte desembarcado en las lonjas del Cantábrico que se ruló a primera hora de la mañana en la Rula de Avilés. La cadena de alimentación ha pagado un precio de 339,60 euros el kilo por una tina de 122 kilogramos. Es un precio más bajo que el récord que se alcanzó el año pasado con 370 euros el kilo por el ‘Campanu de la mar’, pero más que suficiente para que a la tripulación del pesquero vizcaíno ‘Goienkale’ les haya merecido la pena navegar hasta el entorno de las Azores a capturar los 3.200 kilos de este preciado túnido que se rularon en Avilés en el inicio de la costera.

De ellos, solo la primera tina se pagó a un precio elevado de forma simbólica; la segunda tina se subastó a 17,15 euros/kilo y la tarcera partió de los 16, 95 euros/kilo. Cabe recordar que el bonito es un producto del que se pierde cerca de un 35% en el despiece y el kilo de estas primeras piezas de la costera pueden alcanzar los 40 euros por kilo en las pescaderías en los próximos días.

Pese a todo, tanto los pescadores como los compradores se mostraban esta mañana satisfechos por como se desarrolló la primera subasta de la costera. «Un año más conseguimos comprar el primer bonito de la temporada y llevamos haciéndolo desde 1998. Haremos una donación, como todos los años, a la Cocina Económica de Oviedo y Gijón, a la Asociación AMICOS de Mieres y a tres entidades de Zamora, León y Valladoli», explicaba Armando Prendes, responsable de pescaderías de Alimerka.

El portavoz de la cadena de alimentación reconocía esta mañana que «si no se compró más pescado es porque estamos aún inmersos en la campaña del atún rojo y no hay seguridad de que vaya a haber continuidad de pescado hasta dentro de una o dos semanas, preferimos no meter pescado en tienda hasta que no tengamos esa seguridad». También asumía Prendes que «este año no se ha batido el récord, pero creo que está bien pagado y es un precio que comercialmente no tiene ningún sentido, pero es lo que tocaba».

Ver noticia completa