Skip links

Alimerka arranca una temporada de bonito llena de propuestas

La cadena de supermercados vuelve a llevar la tradición bonitera del Cantábrico a todas sus tiendas

Arranca la temporada de bonito del norte en Alimerka. La gran labor de los barcos del Cantábrico, al conseguir el mejor pescado sin dejar de respetar el producto y el medioambiente, permite a la cadena asturiana continuar en su línea de ofrecer a sus clientes un producto fresco y de calidad, siempre bajo criterios de sostenibilidad y desarrollo del entorno próximo.

Desde esta misma semana ya pueden encontrarse con continuidad ejemplares de bonito del norte en las 172 tiendas de la compañía. Este producto, tradición de los veranos de la costa del mar Cantábrico, es una insignia durante la temporada estival en Alimerka y cuenta con gran aceptación de los consumidores.

Según han indicado desde la cadena de supermercados asturiana, para acercar esta tradición a todos los clientes, están preparando unapropuesta de marketing sensorial que anunciarán en las próximas semanas y que recorrerá diversas localidades, brindando la oportunidad única para percibir todas las bondades del producto.

Alimerka arranca una temporada de bonito llena de propuestas

Representantes de Alimerka y de la Cocina Económica con algunos de los bonitos donados. / CEDIDA A LNE

Captura respetuosa

Este pescado azul, rico en ácidos grasos beneficiosos para el organismo, llega a las pescaderías Alimerka a través de la Rula de Avilés, a la que la cadena adquiere la mayor parte del volumen de pescado anualmente, en su compromiso con los proveedores locales.

En ese sentido, la compañía destaca por contar con más de la mitad de sus proveedores en las zonas donde tiene presencia. De esta manera, sefomenta el desarrollo del entorno y se consigue poner a disposición de los clientes productos frescos, de cercanía y de máxima calidad, como es el caso del bonito del norte.

La captura de estos túnidos, además, se realiza con el método de cacea o curricán, que consiste en extraer los bonitos uno a uno, reduciendo así los daños físicos del animal y evitando la pesca accidental de otras especies, por lo que se trata de una técnica respetuosa con el entorno.

Una tradición con tintes solidarios

La apuesta por el producto de proximidad y el apoyo a los productores locales y al sector primario, señas de identidad de la cadena asturiana de supermercados, han hecho que el “campanu del mar” vuelva a ser suyo un año más. La cadena de alimentación adquirió los primeros kilos de la temporada hace unos días y los donó íntegramente a comedores sociales, como manda la tradición de la compañía desde hace 26 años. La puja por el primer bonito trajo una novedad: en esta ocasión, la donación de los 122,5 kilos de la primera tina se hizo extensiva a comedores de Castilla y León. De esta manera, se repartió entre la Cocina Económica de Oviedo, la Cocina Económica de Gijón, el Albergue Covadonga, la Asociación Mierense de la Cocina Solidaria (AMICOS), la Asociación Leonesa de Caridad (ASLECA) y Casa Betania.

Ver noticia completa